sábado, 15 de septiembre de 2012

LORELEY, LA SIRENA DEL RHIN.



LORELEY, LA SIRENA DEL RHIN.

La Loreley (también conocida por los nombres anglosajones Lorelay o Lorelai, o su adaptación española Lorelei) es a día de hoy el nombre de un gran saliente rocoso que está a unos 120 metros de altura, situado a orillas del río Rhin en la zona de las montañas taunus ( Renania-Palatinado) en Alemania.
Actualmente este enorme peñasco es un punto de visita casi obligado para los turistas que visitan estos parajes, ya que entre otras cosas, la vista a los pueblos cercanos desde ahí es hermosa y sobrecogedora.
La otra razón por la cual dicha piedra sigue siendo hasta la fecha conocida, es por ser el punto de referencia de una antigua leyenda de la Europa medieval.
Con el pasar del tiempo la cantidad de accidentes navieros cercanos a dicho peñasco creció de tal manera, que surgió una leyenda en torno a él. Se empezó a contar la fábula de que aquella roca era frecuentada por un ser mitológico, una sirena que poseía una belleza y cualidades vocales tan impresionantes, que en cuanto comenzaba a susurrar sus hipnóticas canciones, los navegantes se sentían atraídos irremediablemente a ella.
La leyenda nos habla de que no era la dificultad del río sino una sirena la que atraía a los navegantes con sus cantos y encantos... extrañas canciones de melancolía que Loreley entonaba mientras peinaba sus cabellos rubios. Y los hombres del río, en vez de atender a las traicioneras corrientes, miraban hacia arriba, a la cima donde se encontraba la sirena, suspendidos en sus cantos, hasta que naufragaban. Era entonces cuando comprendían la tristeza de las canciones de Loreley atrapada en su trágico destino de seducción y muerte.
De esta manera, el nombre Loreley (Lorelay, Lorelai o Lorelei) deriva del término alemán “lorlen” (que significa “susurrar”) y de la voz que los habitantes de la zona emplean para denominar a las rocas o piedras “ley”. Combinadas, producen el resultado etimológico del nombre Loreley, que se podría traducir como “La roca del susurro”. Pronto esta sirena ficticia que gustaba de morar y cantar en aquella roca, también adoptó el mismo nombre de Lorelei.
Loreley era una hermosa muchacha que al ser traicionada por el hombre que amaba, se arrojo desde el acantilado que lleva su nombre, no sin antes posar por última vez sus tristes ojos repletos de lagrimas en el castillo de su amado, situado justo al otro lado del rio.
Debido a esa traición se cuenta que su imagen brillaba en lo alto del acantilado, atrayendo a los jóvenes hasta ella haciéndolos caer por el hasta las oscuras aguas del Rhin.
También se cuenta que convertida en sirena, atraía a los navegantes hacia las rocas, haciéndolos naufragar.
Su última víctima fue Ronald, apuesto joven hijo de un noble, que seducido por su belleza, quiso conocerla.
Pero lo único que obtuvo fue el mismo destino que los demás.
Su padre al enterarse, ordenó a los soldados que le trajeran a la asesina de su hijo y le hicieran lo mismo.
Los soldados la acorralaron y esta antes de ser presa, salto al rio, desapareciendo en sus oscuras aguas.
Desde entonces no volvió a ser vista. Tan solo se oye su canto que se repite como eco entre las rocas que lleva su nombre.

3 comentarios:

  1. waoooo pero que historia tan hermosa, jamas pense q mi nombre era tan famoso y tenia tanta historia, ahora q leo esto me encanta aun mas!!

    ResponderEliminar
  2. sies hermozo¡¡ que gran y sinificativo nombre¡¡ amo mi nombre es tan agradable saber su historia y x lo consecuente su origen ahhh

    ResponderEliminar
  3. Encantada de que te guste! es un placer compartir tan lindas historias.

    ResponderEliminar